Digan lo que digan

domingo, septiembre 24, 2006

EL HISTERICO RIQUELME


Que sí, que no. Juan Román Riquelme no se pone de acuerdo con lo que desea. Ahora, duda acerca de su tan mediática renuncia a la Selección Nacional.
"No sé si es irreversible. Cuando vea a la Argentina jugar el primer partido, será raro, porque cada vez que uno se pone esa camiseta siente una sensación muy linda difícil de explicar", afirmó el jugador.
Al mejor estilo de la histeria femenina, Riquelme coquetea con la celeste y blanca.
Resultaría interesante que se expresara en forma definitiva y que no tome una decisión a medias.

lunes, septiembre 18, 2006

BLOGS AMIGOS

Obviamente, no soy la única que efectuó un blog sobre política y deporte.
Por ello, les propongo compartir las direcciones de otros:


http://elhinchadefutbol.blogspot.com/

http://fulbito.blogspot.com/

http://greatfutbol.blogspot.com/

http://mivisiondelfutbol.blogspot.com/

http://futbolargentino.cholloblogs.com/

http://cruzsaubidet.blogspot.com/

http://rubenko.blogspot.com/

sábado, septiembre 16, 2006

"No me importa lo que gane Boca, sino cómo juega River"

Daniel Passarella se mostró contundente al ser consultado sobre el presente ganador de Boca Juniors. El hecho de que el equipo de la Ribera se haya catapultado como el más ganador del mundo, en apariencia, no le quita el sueño al entrenador de los millonarios.
En una entrevista con Clarín, afirmó:

—¿Los logros de Boca obligan más a River?—River siempre tiene la obligación de ganar, independientemente de lo que pase con Boca. En River, si no ganás, la gente no está bien. Mirá, por ahí un entrenador de un equipo más chico gana un partido como el que ganamos nosotros contra Arsenal y está contento. Yo no. No estaba conforme, porque estoy acostumbrado a jugar en River y la Selección... en donde apuntás a cosas grandes. Entonces tengo esa mentalidad. Soy exigente. No estoy conforme por cómo jugamos el domingo por más que la gente diga que ganamos tres partidos seguidos... Lo importante no es ganar, es jugar bien para ganar.—Pero el estado de ánimo cambia cuando se dan tantos triunfos seguidos de Boca...—El estado de ánimo cambia cuando uno pierde. Si no hubiéramos ganado el partido ante Quilmes, que pudo ser empate, la prensa nos hubiese caído fuerte. Pero como ganamos no pasa nada. Y ahí disiento. Porque si no jugás bien, en el futuro vas a ganar poco. Eso sí me preocupa.
—¿Te molesta ver a Boca campeón, ganador de todo, y ahora como Rey de Copas?—No me importa lo que gane Boca, sino cómo juega River. No me gusta que no juguemos bien, como el domingo. A mí me gusta que mi equipo juegue mejor.
—¿Va a cambiar Boca cuando llegue La Volpe como DT?
—Creo que sí, que va a cambiar algo... La Volpe tiene un estilo muy particular de ver el fútbol y no creo que cambie su ideología futbolística porque ha sido lo que siempre ha respetado durante toda su carrera: le va a querer dar su impronta al equipo.Después hubo tiempo para hablar de los arbitrajes y de sus quejas, algo que el titular del SADRA, Guillermo Marconi, criticó: "Marconi se tendrá que aguantar mis quejas. A mí no me gustaba cómo dirigía él y me la banqué", dijo el técnico. Enseguida habló de la decisión de Juan Román Riquelme de abandonar la Selección: "Es personal y hay que respetarlo. Dar opiniones sin conocer es muy fácil en la Argentina. Acá nadie te cobra por hablar. Es gratis. Lo respeto, lo quiero mucho a Román. El sabrá porqué tomó esa decisión", contó. Y hasta su contrato con River por tres años tuvo espacio en la conferencia: "Está acordado de palabra con el presidente. Lo firmaremos en los próximos meses pero ya es como si estuviera firmado, lo doy como hecho".

Las explicaciones que ensayó por la ausencia de Marcelo Gallardo en Jujuy fueron de lo más rico de la charla: "Se quedará entrenando acá porque queremos que esté bien físicamente. Que no dé ventajas cuando juega porque él es uno de los referentes del grupo y cuando juega tiene que estar bien. Mirá, si sos referente del grupo y jugás mal, no te perdonan. Por eso queremos que Marcelo esté 11 puntos. Por ahí fue culpa mía que se le pida más. Porque muchas veces lo hice jugar cuando no estaba bien. Por un motivo u otro jugó y eso fue porque se lo pedí yo".
—¿Creés que la gente le tiene menos tolerancia a Gallardo que a otros?
—La gente no se la tiene que agarrar con él, se la tiene que agarrar conmigo que lo pongo. Y no es que lo esté defendiendo. Pero el otro día entró y hacía 18 días que no jugaba. A él, cuando se para un poco, le cuesta volver y otros jugadores con un partido se ponen bien. Es solamente eso.

viernes, septiembre 15, 2006

OTRA VEZ SOPA

Boca ganador
Y sí, Sras. y Sres, Boca Juniors es el nuevo Rey de Copas. Aunque me duela en el alma, debo admitir que el equipo de la Ribera ha cosechado más títulos que Independiente, el Real Madrid y el Milán.
Lamentablemente, los hinchas de River tenemos que conformarnos con ser los abanderados del fútbol local.
Ojalá la racha se revierta.
Pero, aunque sea gallina, les propongo recordar los 16 logros xeneizes:

1) Libertadores 77
2) Intercontinental 78
3) Libertadores 78
4) Supercopa 89
5) Recopa 89.
6) Copa Master 91
7) Copa de Oro 92
8) Libertadores 00
9) Intercontinental 00
10) Libertadores 01
11) Libertadores 03
12) Intercontinental 03
13) Sudamericana 04
14) Recopa 05.
15) Sudamericana 05
16) Recopa 06

River, para cuándo otro título?????

jueves, septiembre 14, 2006

GOODBYE RIQUELME

Pablo Aimar
Juan  Roman Riquelme
En la Copa del Mundo de Alemania 2006, paracía que Juan Román Riquelme era el nuevo mesías del fútbol. Sin embargo, no cumplió con las expectativas de nadie. El muchacho que supo ser estrella de Boca Juniors, no logró estar a la altura del Seleccionado nacional.
Mucho ruido y pocas nueces.
Riquelme alegó que no portará la celeste y blanca, en pos del bienestar de su madre.
mmmmm
Llamen a Pablo Aimar, un destacado conductor y estratega.

martes, septiembre 12, 2006

FÚTBOL: PASIÓN DE MULTITUDES, NEGOCIO DE UNOS POCOS

El fútbol
El multimillonario negocio de la pelota ha crecido exponencialmente de la mano de los progresos tecnológicos de las últimas dos décadas. Allá lejos y hace tiempo quedaron las épocas románticas e idealistas en las cuales se jugaba más por amor a la camiseta que por intereses comerciales, cuando los dirigentes manejaban los clubes en las horas libres de su actividad privada. En ese entonces, hasta los ídolos populares, los inalcanzables íconos de la tapa de “El Gráfico” no ganaban demasiado más que algún empleado de oficina.
El merchandising, es el rubro que más dinero aportó para las finanzas de los clubes, en los últimos años. Las entidades locales facturan unos 240 millones de pesos anuales, de los cuales bastante más de la mitad corresponden a River y Boca quienes tercerizan sus prestigiosas marcas para vender desde las clásicas camisetas hasta vinos y tarjetas de crédito. Parecería que hoy en día, el fútbol más que un entretenimiento popular es una verdadera mina de oro para los dirigentes.

El más grande sigue siendo River Plate

River Plate
Los millonarios siempre nos sentimos orgullosos de defender los gloriosos colores de la camiseta del club que llevamos en el corazón. Pero últimamente, los resultados no nos acompañan. O mejor dicho, desde hace dos años, entramos en una racha negativa.
Mientras River Plate entra en caída libre, nuestro archirival, Boca Juniors, se consagra campeón de cuanta copa se dispute. Entonces, rememoro las viejas épocas, aquellas de los cuatro fantásticos, y miro con nostalgia el pasado tan lejano.
Cuándo volverán los días en los cuales Pablo Aimar nos ombnubilaba con su juego, con su estrategia dentro de una cancha, o bien, cuando Javier Saviola nos invitaba a soñar en cada jugada.
Por ahora, sólo basta conformarnos con el Pipita Higuaín, o con Falcao.
Ya veremos qué pasa. Perdimos la posibilidad de cosechar una nueva Copa Libertadores (desde 1996 que no la ganamos), somos escoltas del club de la Ribera. Y, tenemos un presidente inepto.
Pero, el más grande sigue siendo River Plate, el campeón más poderoso de la historia.
Digan lo que digan.
Ustedes tienen la última palabra.

lunes, septiembre 04, 2006

UN TROPEZON QUE OJALA NO SEA CAIDA

Basile
Sin duda, el fútbol es la principal pasión popular de los argentinos. Cada vez que juega el seleccionado nacional, durante la Copa del Mundo, se paraliza todo un país. Si bien, con los amistosos no sucede lo mismo, el pueblo siempre tiene sed de triunfo. Y, más cuando un nuevo director técnico debuta al frente de la albiceleste.
El "Coco Basile" tenía la ventaja de llegar al clásico sudamericano con el respaldo de la mitad más uno, de los xeneizes y por qué no de los hinchas de otros clubes. Venía de una larga e interminable serie de triunfos con Boca Juniors, lo cual le permitía tener el aval del éxito.
Más allá de eso, Brasil pasó por encima a la Argentina. Un 3-0, en Londres, es un hecho más que preocupante para el futuro de Basile, ya que es la primera vez que un coach que inicia un ciclo en la Selección, pierde de manera tan estrepitosa.
Entonces, me pregunto alcanzará con poseer jugadores del nivel de Sergio Aguero, Javier Saviola o Juan Román Riquelme para estar posicionado en el firmamento futbolístico? Jugando así, seguro que no. Ojalá que el tropezón inicial, no sea el presagio de futuras caídas. Por el bien de un país que sólo halla alegrías en el fútbol.


 
Está permitida la copia, distribución y difusión de esta obra, siempre sin fines comerciales y citando su fuente - Yanina Martelli