Digan lo que digan

domingo, diciembre 10, 2006

UN HOMBRE DE LA POLITICA, EL FUTBOL Y LAS EMPRESAS!


Héctor Daniel Lalín es un hombre de salidas imprevisibles. Capaz de convocar a miles de hinchas de Racing para exorcizar el estadio de Avellaneda de los malos espíritus que le impiden a su equipo abrazar un título o de pedir la quiebra del club de sus amores.

Autocalificado tránsfuga con palabra, el ex presidente del club nació hace 50 años en Bernal. Casado con Ana María (tiene dos hijos, Pablo y Martín), su sueño era ser futbolista pero eligió el camino de la política y se hizo montonero.

Casi al mismo tiempo, se dio cuenta de que lo suyo eran los números. Estudió y se recibió de contador público nacional y a los 25 años fue decano de la Carlos Grosso en la Intendencia de Buenos Aires.También avanzó en la actividad privada.

Lalín es empresario gastronómico (un rubro que incluye una sociedad con Herminio Iglesias en una choppería de Avellaneda), inmobiliario y de la construcción. Además incursionó en el ámbito periodístico (fue titular de la revista La Maga, que cerró bajo su gestión) y en la compra y venta de jugadores (muchos de ellos de Racing). Sus primeros pasos en la dirigencia del club los dio de la mano de Osvaldo Otero en 1995, cuando condujo el Departamento de Fútbol de la entidad. Esa unión con Otero se disolvió. Volvió a la carga desde la oposición y triunfó en las elecciones de diciembre del 97. Seis meses más tarde pidió la quiebra del club.

Muy cuestionado, en marzo de este año, renunció a la presidencia. Pero nunca abandonó la política del club. Junto a Juan De Stéfano, ex presidente y ex enemigo, prometió levantar la quiebra. Algunos dicen que es hincha de Independiente. Pero él jura que se debe a que su tío Alberto jugó en la vereda de enfrente durante la década del 50.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home


 
Está permitida la copia, distribución y difusión de esta obra, siempre sin fines comerciales y citando su fuente - Yanina Martelli